ARTÍCULO

El Ayuntamiento de Oviedo reparte 12.500 cubos marrones para la recogida de basura orgánica

El Ayuntamiento de Oviedo reparte 12.500 cubos marrones para la recogida de basura orgánica
Adolfo García y Ana Rivas, durante la presentación de la campaña ‘El marrón tiene mucha vida’, con uno de los cubos gratuitos. / ÁLEX PIÑA

A partir del 1 de abril, los operarios municipales retirarán este tipo de desperdicios tres días a la semana

ALBERTO ARCEMartes, 26 febrero 2019, 03:362

El pasado mes de julio, el Congreso aprobó una nueva Ley de Residuos y Suelos Contaminados para adaptarse a una directiva europea, que obliga a las autoridades competentes, en cada caso, a tomar las medidas necesarias para garantizar que, antes del año 2020, la mitad de los desperdicios urbanos sean separados para su reciclaje. En 2015, los ovetenses apenas reciclaron el 15,8% de todas la basura que generaron. Ahora, con la fecha límite a la vuelta de la esquina, la cifra ha subido a un 22%, todavía lejano. Pero eso, según la concejala de Servicios Básicos, Ana Rivas «está a punto de cambiar». Y es que, tras meses de anuncios, a partir el próximo viernes 1 de marzo, el cubo marrón empezará a llegar a las casas. El Ayuntamiento surtirá los hogares del municipio con 12.500 pequeños cubos marrones y realizará una «inmensa» campaña publicitaria.

La implantación definitiva del servicio de recogida selectiva de residuos orgánicos no comenzará hasta un mes después, el 1 de abril. Ahora es el turno de la campaña informativa -para la que el Ayuntamiento desembolsa unos 100.000 euros- titulada ‘El marrón tiene mucha vida’, el ‘merchandising’ y los cubos gratis para fomentar la aceptación del nuevo servicio.770 mil Euros supondrá la implantación del servicio de recogida de residuos orgánicos.100 mil Euros para la campaña publicitaria, que dará comienzo el próximo 1 de marzo. 

El cambio no será nada brusco; a lo largo del casco urbano, la recogida de la materia orgánica se hará puerta a puerta (como con el resto de los residuos domésticos). El cubo marrón se sumará a los conocidos amarillo (envases), verde (vidrio), azul (papel) y el negro, para la fracción no reciclable. Para ello, la ciudad se dividirá en dos zonas con intervalos distintos de recogida. En la primera, la zona sur, los camiones pasarán los lunes, miércoles y viernes. En la zona dos, la norte, los martes, jueves y sábados. Para ello han sido reacondicionados varios camiones antiguos del servicio con capacidad para 25 metros cúbicos. Cuatro vehículos saldrán cada día a cada una de las zonas.

De ahora en adelante, los restos de fruta y verdura, de carne y pescado, cáscaras de huevo, de marisco y de frutos secos, otros restos de comida, posos de café e infusiones, tapones de corcho (sin añadidos de plástico u otros materiales), cerillas, serrín, papel de cocina sucio, servilletas de papel usadas y pequeños restos de jardinería tendrán su espacio específico.

«Al principio, el servicio será voluntario; los ciudadanos tendrán que decidir si quieren sacar los cubos negro y marrón el día que toque el marrón o si van a alternarlos», señaló la edil socialista. Y admitió que la tasa aplicada por la recogida de basuras y la tarifa reducida del reciclaje no van a aumentar. Actualmente, el Consistorio destina un total de 9,4 millones de euros al año a la recogida de residuos. La implantación del cubo marrón supondrá un aumento de 770.000 euros.

Por otra parte, en la zona rural, donde no se recoge puerta a puerta, se instalarán veintitrés contenedores específicos para la bolsa marrón con un sistema de cierre con llave magnética, que se vaciarán tres veces por semana. Estarán distribuidos entre San Claudio, Las Caldas, Caces, Trubia, Olloniego, Tudela Veguín, Tudela Agüeria y Anieves.

Los grandes productores, a su vez, también podrán reciclar los residuos orgánicos que generen. Supermercados, fruterías, negocios hoteleros, hosteleros, colegios con comedor o establecimientos residenciales podrán acogerse al plan. El Ayuntamiento mantendrá reuniones con los representantes de estos colectivos con necesidades específicas.

«Poner en marcha una medida de este tipo necesita de la implicación y las respuesta de todos para lograr que sea un éxito. El Ayuntamiento puede y debe ser el motor de la iniciativa, pero necesitamos que toda la ciudadanía, los negocios y colectivos se impliquen directamente; merecemos un Oviedo más sostenible», enfatizó la concejala.

Además de los cubos gratuitos, se repartirán folletos e imanes a través de un puesto informativo que recorrerá los barrios y pueblos del municipio y se habilitará un punto fijo de distribución durante todo el mes de marzo en la oficina de turismo de El Escorialín.

FUENTE: El Comercio.


Otras noticias de interés...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *