Noticias

La promoción de obra nueva repunta en Oviedo con la construcción de 450 viviendas

Quince nuevas promociones dinamizan el sector de la construcción que ve con buenos ojos el proyecto de licencia colaborativa

JUAN CARLOS ABAD
Miércoles, 13 febrero 2019, 03:43

La construcción revive. Solo hay que echar un vistazo a los anuncios del sector y a los solares vallados. Entre el final de 2018 y los dos meses de 2019, quince promociones se han puesto en marcha en Oviedo y otra media docena espera licencia. Los datos del INE sostienen, además, que durante el tercer trimestre del ejercicio anterior -el último publicado-, el Ministerio de Vivienda contabilizó 611 transacciones inmobiliarias en el municipio, el 38,86% más que en el mismo periodo de 2017, de las que 85 fueron vivienda nueva. En todo el año pasado, el mercado incrementó su volumen de actividad un 25%. De 1.426 compraventas en 2017 a 1.791.

Con esos números, la obra de vivienda nueva sale del túnel de la crisis de forma moderada. El pasado diciembre desde la patronal del sector, CAC-Asprocon, se apuntó a unas 2.000 viviendas nuevas al año en todo el Principado. De ellas, Oviedo lidera la recuperación con cerca de 450 planeadas.

Las últimas, promociones en Marcelino Suárez (4 viviendas), Hermanos Maristas (47), Anita Fratarcangeli (27), González del Valle (24), El Cortijo, (38) y Molín de la casuca (45) se suman a las iniciadas en Prados de la Fuente (53), Sanatorio Blanco (28), la calle Aller en Montecerrao (38), Prado de La Vega (64 y 47), Pérez de la Sala (13), Postigo (40), Torrelavega (20), Samuel Sánchez (12).

El mercado inmobiliario aumentó un 25% el año pasado con respecto a 2017

Fuentes del sector apuntan a un incremento con respecto a años pasados. «Estamos vivos viniendo de la nada. No es para echar campanas al vuelo pero comienza a coger velocidad y hay cierto dinamismo si tenemos en cuenta a la situación de años atrás», explican promotores contactados.

En cuanto a la política llevada desde el Ayuntamiento para otorgar licencias y la política municipal de gestión del suelo, Ignacio Fernández del Páramo, concejal de Urbanismo apunta a varias claves. «La crisis cambió la perspectiva de la construcción. El sector se limpió de agentes que no eran cualificados y los constructores comparten actualmente un modelo sostenible de edificar», aclara el concejal.

De esta manera, «se están terminando y consolidando zonas de la ciudad que quedaban por rellenar», algo que está en sintonía con «el modelo de ciudad compacta» que proclama Del Páramo con bloques de vivienda en el Oviedo consolidado para «reducir costes energéticos, agua, saneamiento, electricidad y transporte público». «Aparte del repunte en obra nueva hay que incidir en la rehabilitación de edificios», subraya el edil que señala que «es cierto que no estamos a la altura de la burbuja y ni nosotros ni el sector quiere llegar a donde se llegó cuando se pasaron ciertos límites que acabaron siendo traumáticos».

Del Páramo, por otro lado, ultima junto con la Concejalía de Economía y la Cámara de Comercio el proyecto de licencia colaborativa que ensayó con los promotores de El Vasco Gran Bulevar para agilizar los trámites del complejo.

El próximo día 20 el Ayuntamiento firmará el convenio de colaboración con la entidad cameral para poner en marcha un proyecto pionero a nivel estatal con el que pretenden reducir la espera de entrega de licencias de obra mayor a dos meses.

Desde el sector, se contempla como «un hecho relevante» porque «va a dar un vuelco a la forma de concebir la licencia. Va a dar seguridad jurídica a todo el que precise licencia, tanto de obra mayor como menor y para el inicio de actividades».

Para la concejalía supondrá un alivio y un ahorro de recursos. Por un lado contratará personal para dotar a la nueva oficina y, por otro, reducirá los tiempos al trabajar junto con el solicitante en la parte técnica y jurídica. «Lo concebimos como un servicio público», explica el concejal con los números sobre la mesa. Un 92,54% de las licencias presentadas en el Ayuntamiento tienen algún tipo de incidencia previo a la licitación y el 73% de ellas tienen que ver con documentación errónea o incomplata. De esta manera, cada vez que un técnico municipal detecta un error, el expediente se frena, mínimo, dos semanas. «Una vez puesto en marcha podremos agilizar los 14.000 expedientes que quedan de 2003 a 2015 sin solucionar», añade.

FUENTE: El Comercio.

Otras noticias de interés...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *